Naranja Setentero

Naranja Setentero

SPN 8128-1

Por Ita María

Lo bello de los estilismos retro es que nunca dejarán de inspirar a las nuevas generaciones, prolongando indefinidamente esa cualidad cíclica de la moda y valorizando la nostalgia de décadas pasadas. Para muchos, esto es automático e inconsciente, simplemente se sienten identificados con la tendencias y terminan por adaptarla a su estilo, a su armario y a su cotidianidad; para otros, va un poco más allá –cuestión de sensibilidades, supongo- y nos vemos creando conexiones con el pasado a través de la moda, de referentes, de siluetas , materiales y colores.

Y eso me pasa con estas botas y con el look completo que terminé armando a partir de ellas; no se trata de caer en los clichés de la época ni rayar en el disfraz, pero sí de tomar referentes, combinarlos con elementos contemporáneos, hacer un mix ecléctico con una buena dosis de estilo personal y disfrutar el recurso vintage al máximo, porque para eso es la moda, para registrar el paso del tiempo, los cambios culturales y, por supuesto, para disfrutarla.

Así que volví la mirada hacia los setentas, a sus gamuzas y al corderoy, a los abrigos de líneas largas, al mostaza, al dorado, al marrón y al naranja, que reventó como uno de los colores clave de otoño en las semanas de la moda recientes; y es que, el naranja es un match natural a esa estética bohemia de los años 70 y, contrario a lo que se puede pensar, es un color muy fácil de llevar, bien sea con neutros cálidos (claros como los nudes y arenas o medios como gris y marrón), con azul –su color complementario-, con amarillo, rojo, morado o con verde, denim y otros naranjas, sin seguir ningún tipo de regla cromática, como lo hice yo en este outfit.

Mis elementos setenteros, el saco de rayas, la cintura alta del jean, las gafas de marco grande y redondo y los botines planos de gamuza, encajaron perfectamente en la intención de un look retro, perfecto para un fin de semana, sin salirse de mi primera premisa al vestir: comodidad, ¡SIEMPRE!

comments powered by Disqus